La Buena Voluntad es Amor en Acción

Nuestra percepción del mundo, la cual pensamos es verdadera, está determinada en gran medida por nuestros valores y actitudes. Esto nos lleva a confundir verdades parciales y tomarlas como toda la verdad.

A menudo creemos que la Buena Voluntad es sinónimo de buena disposición y de una actitud amable y condescendiente, de tolerancia hacia los defectos de los demás, o como algo que hace las relaciones suaves y agradables, pero ninguna de estas ideas es adecuada, pues tiene un significado más profundo y una implicación más amplia.

La Buena Voluntad es una energía o principio espiritual, una verdad a la cual el Yo superior, el Alma, en cada uno de nosotros responde, e implica actuar pensando en el mayor bien para el mayor número y por lo tanto da orientación y dirección a nuestras vidas.

La Buena Voluntad es voluntad al bien, promueve la armonía y la unidad y se expresa a través de las correctas relaciones humanas, rompe barreras y construye puentes entre individuos y pueblos y es la piedra de toque que transformará el mundo porque disipa el miedo y evoca la confianza generando verdadera cooperación. La buena voluntad es, verdaderamente, la llave mágica que abre la puerta a una era nueva y mejor.

Se podría decir que la actual difícil situación de la humanidad es debido principalmente al hecho de que aquellos que tienen voluntad, a menudo no tienen la voluntad-al-bien, es una voluntad usada egoístamente para lograr los objetivos de la personalidad. Que aquellos que tienen amor, tienen poca o ninguna voluntad –son débiles, o miedosos, o perezosos. Por lo tanto, la voluntad, para que sea constructiva y no destructiva, debe ser voluntad-al-bien. Esto requiere un nivel de desarrollo relativamente alto y una verdadera percepción espiritual, y cuando se manifiesta a través de la personalidad de un individuo se le llama buena voluntad.

Cuadernos de estudio sobre el Principio de Buena Voluntad. Grup Huber de Meditació Creativa

2 comentarios en «La Buena Voluntad es Amor en Acción»

  1. ¡Preciosa y concreta definición, expresada en el titulo!
    Podemos tener la sensación de que la voluntad, se dirige con más fuerza hacia fines egoístas que beneficien a una pequeña parte de la población del planeta, en detrimento de la gran mayoría de la familia humana. Me gustaría pensar que es un supuesto equivocado, pero la realidad actual, se muestra en esa dirección.
    Lo positivo, es que cada vez mayor numero de personas, conectan con su esencia divina, y trabajan desde múltiples ámbitos y formulas; para que el mayor bien alcance al mayor número, se restablezcan las correctas elaciones y la armonía entre todos, y con el planeta.
    ¡Que Amor y Voluntad se fusionen y propicien la Acción de Buena Voluntad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *