Saltar al contenido

Energía en Servicio

La Ley del Esfuerzo  Grupal

Las leyes proporcionan un modelo,
un patrón en el que el ser humano puede moverse
y actuar de modo creativo.

En una generalizada visión materialista, la idea postulada por John vos Newmann en la cual afirma: que cuando medimos un objeto cuántico la conciencia cambia las ondas de posibilidad cuántica del objeto en un evento real de la experiencia; abre la puerta a un paradigma inclusivo: lo que normalmente vemos como “cosas” son solo no posibilidades entre las cuales la consciencia elige.

La energía es ya considerada como todo lo que ES; la manifestación de un mar de energías donde con alguna de las cuales se construyen las formas, con otras se construye el medio en que viven y tienen su ser dichas formas. Y aún otras, animan a esas formas y a su medio ambiente sustancial.

Desde el momento que nos encontramos en una habitación, somos una forma dentro de otra forma, y esa habitación es otra forma dentro de una forma mayor que es la vivienda o casa. Y esta a la vez es similar a la forma de otras casas que colocadas una al lado de otra constituyen una forma mayor que es un barrio; siguiendo la misma secuencia se construye una ciudad.

Esas diversas formas, compuestas de sustancia tangible han sido coordinadas y reunida por algún canon o idea reconocida en la mente de un pensador o grupo de pensadores, creándose así una forma material. Esta idea o pensamiento reconocido, es sustancia intangible compuesta de energías vivientes que vibran en estrecha relación. De aquí, que cada manifestación tiene su propia cualidad.

Detrás de lo que acontece en el mundo de los fenómenos, existe el mundo de las energías, de mayor diversidad y complejidad, que se rigen y mueven por la ley de Causa y Efecto.

Todo trabajo de Esfuerzo Grupal es un trabajo de unidades de energía, contenida en las formas y corrientes de energía que afluyen de las almas vivientes y conscientes de sus componentes:

SENDA DE LUZ

Subiendo la montaña sienten que sanan

y que forman parte de un grupo.

Se dan cuenta lo necesaria que es la escucha para ir avanzando

y llegar al lugar que han decidido llegar,

a pesar de los baches que encuentran en el camino.

Van disfrutando de los sonidos, los olores de las flores,

de las hierbas aromáticas, los colores, de la respiración,

comparten los alimentos que comen.

Este grupo tiende a eliminar las críticas y sospechas que surgen entre ellos.

Lo observan con desapego,

no le dan importancia,

conectan con la luz del amor

creando una senda de luz

para que la integración grupal se convierta en Unidad.

Energías poderosas que encarnan el propósito, mediante el empleo del pensamiento, siguiendo las leyes bien definidas de las corrientes mentales del grupo: Los ideales Fundamentales que regirán la Nueva Era.

 

Estudiantes de Meditación Creativa

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.