Meditación para una Nueva Era

Las Seis Leyes y Principios del alma son básicos para el establecimiento de una nueva Cultura y una Nueva Civilización

Meditación no  solamente el sentarse tranquilamente, pensando, reflexionando, ponderando sobre algún tema suave. Hoy tiene muchos significados diferentes, y junto a otras habilidades de la vida moderna, se ha convertido en un tema para técnicas de entrenamiento y práctica. Lejos de la soledad con la que se asociaba, ahora es a menudo un tema grupal llevado a cabo en medio de la ocupada vida cotidiana.

El difundido crecimiento de la meditación como ciencia y como arte, es uno de los signos más esperanzadores de nuestra época. Dos aspectos fundamentales de la meditación deberían ser tenidos en mente: uno es la ayuda que nos proporciona y el otro es el servicio que puede rendir a otros y al futuro del mundo. Todos los que meditan saben cómo nos reajusta e incluso nos rehace, a nosotros y a nuestras actitudes. La meditación puede igualmente reajustar y re-crear el mundo, y ésta es la tarea expansiva y la visión de aquellos que están aprendiendo a estar en contacto con sus propias almas y ser conscientes de los patrones de desarrollo de la Vida Espiritual.

Existe un grupo mundial de servidores del mundo formado por miembros del Grupo Internacional para la Meditación Creativa y por otros grupos de hombres y mujeres de buena voluntad. Este grupo está dedicado a utilizar la meditación creativa sobre las leyes y principios espirituales del vivir cotidiano para ayudar a construir nuevas formas y hábitos de pensamiento que traerán a la manifestación nuevas realidades en la humanidad en evolución.

Las Leyes y Principios Espirituales del Reino de Dios, el Reino de los Cielos y el Reino de las Almas, que encuentran expresión en la vida diaria, son:

La Ley de Correctas Relaciones Humanas – trabajar respetuosamente con otros.

El Principio de Buena Voluntad – trabajar compasivamente con otros para el bien de todos.

La Ley del Esfuerzo Grupal – trabajar juntos en colaboración.

El Principio de Unanimidad – trabajar co-creativamente, unidos por un propósito común.

La Ley de Acercamiento Espiritual – apertura a una comprensión más inteligente y más amplia.

El Principio de Divinidad Esencial -reconocer la chispa de la Verdad en todos y cada uno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *